TIERRAS INUNDABLES DEL VALLE DE SULA UN PORTENTO PARA LA AGRICULTURA

    JOSÉ ROLANDO SARMIENTO
    jose-rolando-sarmiento1-770x470.jpg
    Nuestro recordado amigo Jorge Handal Bendeck, conocido cariñosamente como “El Coyote”, miembro de una reconocida familia de origen palestino en nuestra comunidad de El Progreso, los que han vivido dedicados al comercio, la agricultura, la ganadería y la agroindustria arrocera y de la caña de azúcar, se constituyo en “el cruzado contra las inundaciones”, por decisión propia, con sus propios recursos económicos, que invirtió en viajar a Panamá para conocer los equipos que se utilizaban para el mantenimiento de los canales de navegación que cruzan del Atlántico al Pacifico, es decir las gigantescas Dragas y Grúas con las que se repasa y profundiza la vía acuática, sacando el aluvión que se acumula por efecto del arrastre de las corrientes de los ríos que alimentan el manto de agua, por ello, Jorge avizoraba que con una de estas maquinarias se podría limpiar el cauce principal del Rio Ulúa, que con el paso de los años ha perdido profundidad por los millones de metros cúbicos de sedimentos de tierra, lodo, arena, piedras y troncos de árboles, arrastrados por las fuertes lluvias, desde las montañas de Lempira, Intibucá y Santa Bárbara por donde cruza, sumado a sus principales afluentes como el Higuito, y ya en el Valle de Sula, en Potrerillos, donde se le unen las aguas del Rio Blanco o Lindo y el caudaloso Humuya o Comayagua.

    De igual manera repasar y ampliar el principal canal de alivio del Ulúa, el conocido Canal Martínez, mas los otros existentes, construidos todos como parte de la infraestructura hidráulica que desarrollo la transnacional bananera al obtener la concesión de 1912, para el saneamiento de miles de hectáreas de vocación agrícola, para la siembra de fincas bananeras, construcción de las vías del ferrocarril que desde Tela, unía con los ramales de El Progreso, La Lima y Puerto Cortes enlazando con las vías instaladas del Ferrocarril Nacional de Honduras, desde Puerto Cortes, San Pedro Sula, Fincas del Higuerito y Potrerillos; pues bien, todo el recorrido del Rio Ulúa desde el inicio del Valle de Sula, hasta su desembocadura en el Mar Atlántico, Jorge Handal Bendeck lo hacía vía aérea, en avioneta contratada de su bolsa en el Aero Club de San Pedro Sula, para mostrarle a las autoridades gubernamentales, lo que había que hacer en el cauce principal y los canales de alivio, para amortiguar el impacto de las avenidas invernales, los desbordamientos y las inundaciones, porque Jorge conocía que abajo del Distrito de Guaymas hasta pegar con la Laguna de los Micos, existen unas 80 mil hectáreas de tierras de pan llevar, llamadas así por su fertilidad natural, lograda por el limo que arrastran desde las montañas las corrientes del rio, que si se lograran librar de las inundaciones anuales, se convertirían en un centro productivo de millones de toneladas de arroz, maíz, caña de azúcar, aceite de palma oleaginosa, con pastizales para el asentamiento de miles de cabezas de ganado vacuno, con la consiguiente instalación de agroindustrias alimenticias y empacadoras de carne para el consumo nacional y la exportación.

    Recuerdo haberle acompañado en alguna ocasión recorriendo la zona por la vía aérea, de estas fabulosas tierras, también conocía y hablaba de ellas otro gran ciudadano, ya fallecido, el también recordado profesor y escritor, ex alcalde progreseño, antiguo mandador de finca y superintendente de agricultura de la bananera, don Francisco Napoleón Galo Puerto, que nos relataba sobre los terrenos de los llamados bajos de Batan, y el sector del Ramal del Tigre y Meroa, igual puedo decir de otro excelso ciudadano y servidor del Municipio, don Mauricio Alemán Castro, que vive y no me dejara mentir sobre esta reserva de tierras de las mejores de Honduras, que se constituirían en un polo de desarrollo agrícola similar al del Bajo Aguan, que debemos incorporar a la producción nacional, con las necesarias obras de control de inundaciones, en la margen derecha del Rio Ulúa, pero igual en las tierras de la margen izquierda, en el Departamento de Cortes, que incluye la zona del Pantano hasta pegar con el litoral Atlántico, que harían realidad la recuperación para Honduras de volver a constituirse en el granero de Centroamérica.

    No hay comentarios

    Dejar una respuesta