Con el fin de afrontar el fenómeno de El Niño este 2016, el gobierno a través de la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG), ya tiene construidos unos 100 reservorios que vienen a beneficiar la producción de granos básicos, hortalizas y otros así como, el aumento de la productividad de los cultivos.

Lo anterior surge como una respuesta a la necesidad de garantizar los cultivos y con esto la seguridad alimentaria del país, hoy los productores organizados podrán contar con una cosecha de agua como reserva estratégica, a fin de afrontar las largas sequías.

Honduras es uno de los cinco países más vulnerables al cambio climático, así como del calentamiento global. En los últimos 14 años los hondureños han sufrido los embates de la naturaleza con sequedad prolongada, olas de calor e inundaciones que afectan la producción agrícola pero con la masificación en la construcción de las cosechas de agua se espera afrontar el fenómeno de El Niño.

El secretario de la SAG, Jacobo Paz, manifestó que en este momento se cuenta con el apoyo del Batallón de Ingenieros, quienes están trabajando en 6 zonas del país, concentrados específicamente en el corredor seco, en la construcción de las cosechas de agua.

Asimismo aseguro que verán el proyecto como parte integral del país, ya que la demanda de las cosechas de agua se ha incrementado, “los alcaldes solicitan este apoyo para sus municipios y esto nos ha obligado a replantear todo el esquema para la construcción de los reservorios y de forma priorizada”, apuntó Paz.

Amplió que “a partir de enero del 2016 se destinarán recursos financieros del Fondo del Programa Nacional para la Reactivación del Sector Agroalimentario en Honduras (FIRSA), y otras fuentes para la construcción de los reservorios y de forma priorizada para aquellas zonas que requieren la construcción urgente de las cosechas de agua como Vado Ancho, Soledad, Liure”.

No hay comentarios

Dejar una respuesta