La Capital Industrial fue el punto de encuentro de los actores de la cadena ganadera donde decidieron poner en marcha el Programa Bovino para la trazabilidad pecuaria y la firma de un convenio de cooperación técnica y financiera entre el Gobierno y productores.

En dicha reunión participaron la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG), la Asociación de Ganaderos y Agricultores de Sula (Agas), Lácteos de Honduras (Lacthosa) y el Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (Oirsa).

El convenio tiene como principal objetivo el proteger la salud de las personas, la salud animal y garantizar la inocuidad de productos de origen bovino, así como establecer un proceso de ordenamiento, producción, procesamiento e industrialización de la cadena de producción de leche.

Para José Luis Osorio, viceministro de la SAG, con esta firma se garantiza la producción, competitividad y sanidad de la actividad ganadera mediante el apoyo técnico y financiero, “Nuestra misión es fortalecer la relación entre el sector público y privado para que permita la aplicación de medidas sanitarias y de inocuidad alimentaria con el fin garantizar la seguridad alimentaria de la población”, dijo el funcionario.

Por su parte, Héctor Ferreira, presidente de la Agas, agregó que la responsabilidad de esta institución versa en mantener la ejecución y vigilancia permanente al Programa Nacional.

“Este programa sin duda alguna impulsará al sector lácteo de Honduras que ha sufrido los embates de la brucelosis y la tuberculosis bovina tanto en fincas, rastros, procesadoras, empacadoras y recolectoras de leche”, enfatizó Ferreira.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta