Tegucigalpa. La Fundación para el Desarrollo Empresarial Rural participó en la ejecución del proyecto piloto “Juventud Emprendedora y Seguridad Social en el Medio Rural”, orientado a generar oportunidades de desarrollo a las nuevas generaciones.

Dicho proyecto abre nuevas brechas para 964 socios vinculados a la empresa campesina de la Reforma Agraria HONDUPALMA, que impulsa el desarrollo de 4 emprendimientos productivos que promoverán al menos 28 más como resultado de las primeras acciones.

El apoyo se realiza con el acompañamiento financiero del Gobierno de Honduras a través del Instituto Nacional Agrario (INA) y cuenta con la asistencia técnica de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura ( FAO), ejecutado Funder.

Para María Julia Cárdenas Representante de la FAO en Honduras, con este tipo de modelos los jóvenes impulsan nuevas oportunidades de empleo, transferencia de conocimiento e innovación y el intercambio de experiencias profesionales entre distintos actores, para impulsar el sector rural y contribuir a desarrollar dinámicas productivas en el campo.

Por su parte, David Erazo Asesor de Funder, manifestó que este tipo de historias de éxito los obliga a seguir trabajando de cerca con los jóvenes y desarrollar nuevas propuestas como también asistencia financiera y técnica que permita replicar estas experiencias y seguir desarrollando nuevos emprendimientos.

Asimismo aseguró que cada una de estas empresas y estos nuevos jóvenes son capaces de generar hasta 150 empleos en zonas agrícolas donde no hay empleo y eso es importante para el país.

En el mundo y Honduras no es la excepción, se ha identificado que la situación socioeconómica que afecta las regiones rurales provoca la progresiva migración de la juventud que se sienten atraídos por la percepción de bienestar y progreso de los centros urbanos.

FOTO FUNDER FAO

No hay comentarios

Dejar una respuesta