La ONU demanda al Gobierno la asignación de fondos para programa “Credimujer”

Tegucigalpa. La enviada especial de las Naciones Unidas para el fenómeno del calentamiento global de El Niño y el Cambio Climático, Mary Robinson, le solicitó al Presidente Juan Orlando Hernández, la asignación de presupuesto para la ejecución del programa Credimujer, con el cual se beneficiaría a las mujeres rurales y a las comunidades que enfrentan sequías en el territorio nacional.

Robinson visitó el país a finales de julio del presente año, donde se reunió con pobladores afectados por la sequía, grupos de mujeres, cooperativas agrícolas, así como agencias de la ONU, organizaciones, el sector privado y la comunidad diplomática.

Tras su visita, la enviada especial realizó algunas recomendaciones para enfrentar el cambio climático en Honduras, considerado por la ONU, como el país más vulnerable del mundo ante este fenómeno. «La vulnerabilidad dentro de las comunidades se ha exacerbado y la resiliencia se ha erosionado debido a la falta de acceso a tierras cultivables», comentó Robinson.

Quien fuese la Presidenta de la República de Irlanda, expresó su preocupación por las condiciones en las cuales viven las familias afectadas por la sequía, quienes se ven obligadas a buscar otros medios de vida en zonas donde enfrentan la violencia, tráfico y extorsión. «En ese sentido, recomiendo que se invierta en programas que proveerán medios de vida alternativos a las familias más vulnerables», detalló, al recomendar la ejecución de la iniciativa de Credimujer, aprobada el año pasado por el Congreso Nacional.

Robinson exhortó a impulsar el incremento de los esfuerzos para mejorar la resiliencia, a través programas de seguridad social, «para incrementar el acceso de micro-créditos, dirigido especialmente a mujeres, mediante la asignación de un presupuesto para la iniciativa Credimujer», acotó.

Este programa solidario para la mujer rural, se impulsó a través de la campaña «Las campesinas merecen todo nuestro crédito», con el cual se propuso un organismo desconcentrado, con autonomía administrativa, técnica y financiera, para servir como un instrumento financiero del Estado para incentivar la producción y los programas de desarrollo dirigidos a las mujeres rurales organizadas.

Por último, Robinson señaló que continuará abogando por el financiamiento y los recursos para las familias afectadas por El Niño y el Cambio Climático en Honduras, «espero que mi misión ayude a llamar la atención sobre la vulnerabilidad climática en este país y ayude a recaudar los recursos necesarios para mitigar, preparar y responder a los impactos actuales y futuros», informó.

No hay comentarios

Dejar una respuesta