Conozca al pulgón amarillo del sorgo

Editor: Msc. Carlos Landa, especialista en Comunicación Agropecuaria

El pulgón amarillo del sorgo (Melanaphis sacchari) es una especie fitófaga de reciente introducción en Honduras, específicamente en los municipios del sur de Francisco Morazán, Choluteca, Valle, El Paraíso y otros que se encuentran en la zona denominada corredor seco.

¿Qué es el pulgón amarillo del sorgo (PAS )?
El pulgón amarillo es un insecto chupador que se alimenta de la savia de la planta, mide 2 mm de largo en estado adulto; estos pequeños pulgones son de color variable (según la planta huésped y de las condiciones ambientales), amarillo – marrón – amarillo claro, marrón oscuro, púrpura o incluso rosado. La mayor parte del año no tiene alas, pero en condiciones de escasez de alimento o de clima adverso, desarrollan alas para emigrar.

¿Cuáles son las condiciones ideales para su desArrollo?
Temperaturas entre 15.1°C y 31.0°C por un periodo de 6 a 10 días favorecen la diseminación del insecto, pero el rango óptimo para su desarrollo es de 20 a 25 °C con una duración de ciclo biológico de 7.3 a 5.3 días; a temperaturas mayores de 35°C disminuye su desarrollo.

Con sequía y escasez de alimento las hembras dan origen a generaciones aladas que migran a zonas libres o de baja infestación.

El viento es un importante factor en la diseminación ya que el pulgón puede ser transportado por corrientes de aire.

¿Cuáles son los daños al cultivo?
El daño ocasionado en sorgo por el PAS depende de un gran número de factores, entre los que se incluyen las densidades de población y la duración de la infestación, el sorgo puede ser infestado por esta plaga, tan pronto como emerge la plántula, pero las infestaciones significativas se presentan durante las últimas etapas de crecimiento y en periodos secos.

En condiciones óptimas se reproduce rápidamente logrando invadir tallos y panojasque en un máximo de 15 días producen el secado y el acame de la planta.

Por cada hoja dañada se pierde un 10% de rendimiento.

El PAS infesta el envés de las hojas, y poco a poco se van mostrando en estas manchas rojas o rayas, posteriormente se tornan marrón rojizo. El insecto segrega sustancias azucaradas sobre la superficie de la hoja lo que lleva a moho o fumagina. El resultado final de la invasión es reducción de la calidad del producto y pérdida de rendimiento a la cosecha. Un daño indirecto es la transmisión de virus.

Monitoreo

Se recomienda utilizar trampas amarillas de pegamento con fines de control y detección de las poblaciones migrantes en las periferias del cultivo. Donde entra el viento dominante a una distancia de por lo menos 2 metros del cultivo con una separación de 20 metros entre trampa.

Lo ideal es revisar el cultivo dentro y en su periferia al menos dos veces a la semana chequeando el haz, el envés y base de las hojas. Es importante identificar oportunamente las áreas con fumagina para establecer estrategias de control que eviten su diseminación.

Control cultural

Eliminar los residuos de cosecha. Eliminar la maleza hospedera antes y durante el desarrollo del cultivo. En el periodo de descanso eliminar sorgos y otras gramíneas voluntarias y las hospederas silvestres como el zacate Johnson. Evitar el estrés hídrico y deficiencias nutricionales que incrementan la susceptibilidad de las plantas al ataque del pulgón amarillo.

Evitar el uso excesivo de nitrógeno ya que este hace los tejidos más suculentos y atractivos para el insecto. El uso de detergentes con agua a una dosis de 30 gramos/litro (dos cucharadas soperas) asperjados a las plantas infestadas, puede ser efectivo para el control.

Control biológico

Se han documentado más de 47 especies de enemigos naturales atacando al PAS en todo el mundo, estos juegan un papel muy importante, ya que frecuentemente mantienen las poblaciones de áfidos por debajo de los umbrales económicos en el cultivo de sorgo.

Control químico

* Las recomendaciones en otros países sugieren aplicar el control químico con un promedio de 50 pulgones por planta aunque hay que tomar en cuenta el desarrollo y vigor del cultivo, condiciones del clima y presencia de fauna benéfica.

* Se recomienda el uso de insecticidas cuyo modo de acción sea sistémico debido a que los insecticidas de contacto pueden no ser efectivos si al momento de la aplicación no se realiza una buena cobertura.

* El tratamiento de la semilla puede proteger hasta 25 días la planta después de la emergencia, pero este no debe ser un factor para confiarse.

pulgon1

Distribución en América Latina

Esta plaga ha sido registrada en muchas regiones tropicales y subtropicales del mundo: Oriente Medio, el Lejano Oriente, África, Tailandia, Malasia, Filipinas, Australia, Hawái, el Caribe, América Central y del Sur. Se ha registrado a partir de numerosas provincias de China y en Corea, Japón, Indonesia y la India. Pudo haber llegado a América Central (Guyana) alrededor de 1932 y se ha extendido gradualmente hacia el sur (a la Argentina y Uruguay) y el norte (de los EE UU) y México, recientemente reportado en El Salvador y actualmente en Honduras. Colaboración SAG-SENASA.

No hay comentarios

Dejar una respuesta