Roma-En el marco del Día Mundial de la Alimentación El Papa Francisco pidió la colaboración de los gobiernos de todo el mundo para hacer de la migración una opción más segura y voluntaria, subrayando que garantizar la seguridad alimentaria de la población requiere hacer frente al cambio climático y acabar con los conflictos.

El Pontífice realizó este llamamiento en la ceremonia del Día Mundial de la Alimentación (DMA), que tuvo lugar en la sede de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). El tema del DMA 2017 fue: Cambiar el futuro de la migración. Invertir en seguridad alimentaria y desarrollo rural.

Según datos estadísticos el hambre en el mundo está aumentando por primera vez en más de una década, afectando a 815 millones de personas, el equivalente al 11 por ciento de la población mundial. Este incremento se debe principalmente a la proliferación de conflictos violentos y a las perturbaciones relacionadas con el clima, que son también las principales causas de la migración por dificultades económicas.

Ministros de Agricultura de varios países del G7 asistieron igualmente a la ceremonia del Día Mundial de la Alimentación, evidenciando los importantes vínculos entre seguridad alimentaria, desarrollo rural y migración.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta