Analizan contribución de la ganadería en el desarrollo sostenible

En Centroamérica, la ganadería bovina es uno de los subsectores agropecuarios de mayor importancia, representando el 20% del PIB agropecuario y absorbiendo cerca del 20% del total de la fuerza de trabajo agropecuaria disponible en la subregión. El 86% de las explotaciones ganaderas en Mesoamérica son en su mayoría fincas de pequeña escala, convirtiendo a este sector en un motor de desarrollo estratégico para reducir los niveles de inseguridad alimentaria y de pobreza rural.

En el marco de la XIV Reunión de la Comisión de Desarrollo Ganadero para Mesoamérica, más de 100 representantes del sector ganadero tanto de los Ministerios de Agricultura y de Medio Ambiente, como del sector privado regional, productores y sociedad civil. “En este espacio de reunión se analizan las áreas de contribución y desafíos del sector ganadero frente a la Agenda Global de Desarrollo Sostenible con la participación de múltiples actores claves”, dijo Deyanira Barrero, oficial de Salud y Producción Animal de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura FAO.

El sector ganadero de los países de Mesoamérica reafirma su compromiso para contribuir al logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y promover la adopción de una Estrategia Regional para el Desarrollo de la Ganadería Sostenible. Para su implementación, los países participantes, con el apoyo de la FAO, proponen conformar la Red de Acción para la Construcción de Políticas Públicas para la Ganadería Sostenible y el primer Observatorio de Políticas Públicas de Ganadería en la región.

El diseño de una Estrategia Regional para el Desarrollo de una Ganadería Sostenible tiene como objetivo fortalecer el sector ganadero mediante la producción continua, disminuyendo impactos en el entorno, contribuyendo a la seguridad alimentaria y nutricional, proporcionando bienestar animal y generando mayor prosperidad para los pequeños productores. “Es indispensable desarrollar estrategias integrales de política pública que trasciendan la sectorialidad, y abarquen aspectos como la inversión, financiamiento, innovación, inclusión social, entre otros, para garantizar un desarrollo sostenible e inclusivo del sector”, agregó Tito E. Díaz, coordinador subregional de la FAO para Mesoamérica.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta