CONADEH protege personas migrantes conforme normas internacionales y principios de cooperación de la FIO

El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Roberto Herrera Cáceres, exhortó hoy a sus homólogos de la Federación Iberoamericana del Ombudsman (FIO), a unirse solidariamente con Honduras y avanzar en el cumplimiento de los compromisos adoptados en la Segunda Cumbre Iberoamericana de Migración y Derechos Humanos que se realizó en México.

Los Defensores del Pueblo, Proveedores, Procuradores, Comisionados, Razonadores y Presidentes de Comisiones Públicas de Derechos Humanos de los países de Iberoamérica, acordaron, en mayo de 2017, solicitar a los Estados que generen las condiciones necesarias para la realización de los movimientos migratorios en condiciones de seguridad y dignidad.

El ombudsman hondureño recordó que, en dicho cónclave propuso la necesidad de ver la migración desde un enfoque de dignidad humana.

Además, que se debe tener presente los vigentes instrumentos y entendimientos universales sobre la seguridad humana y el desarrollo sostenible, propósito de la agenda 2030 de la ONU que posibilita atender las causas de los flujos migratorios sin olvidar las responsabilidades compartidas de los Estados de origen, tránsito y destino, así como de la comunidad internacional.

“Los Estados, sean países de origen, de tránsito y destino final, deben desarrollar políticas de protección, apoyo y asistencia a los fenómenos migratorios cumpliendo con los compromisos asumidos en el ámbito de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas”, expresó Herrera Cáceres.

Los fenómenos migratorios, en países como Honduras, tienen múltiples causas que van desde las condiciones de pobreza y de extrema carencia, evidenciadas por las personas migrantes.

Además, fenómenos como el crimen organizado, la violencia generalizada y otros factores de inseguridad están obligando a muchas personas a salir en búsqueda de protección internacional con el fin de resguardar su vida y de su familia, libertad e integridad personal, mediante el status de refugiado.

Migrantes como los hondureños, desde que inician su travesía en Honduras hasta el país donde intentan emigrar, son a menudo sujetos a tratamientos indignos, opresivos y persecutorios por parte de algunas de las autoridades de los Estados que atraviesan y por bandas criminales que buscan obtener ventaja patrimonial de ellas.

El Defensor del Pueblo de Honduras dijo que esta realidad es particularmente dura para las mujeres, los niños, niñas y adolescentes involucradas en los procesos migratorios por los riesgos de tráfico, trata y de explotación sexual.

El cierre de fronteras, la construcción de muros, el obstáculo policial a la circulación de las personas no detiene su intención por alcanzar el destino pretendido, sino que más bien estas acciones fortalecen la red de trata y tráfico de personas, asociadas a otro tipo de criminalidad.

Herrera Cáceres, es del criterio que desde las instituciones nacionales de derechos humanos se debe sensibilizar a los gobiernos para que adopten las medidas necesarias para prevenir la discriminación de las personas migrantes, solicitantes de refugio y refugiadas.

Además, que se le brinde especial atención por la vulnerabilidad en la que se encuentran mujeres, niños, niñas y adolescentes, adultos mayores, personas con discapacidad, indígenas y las personas LGTBI que han dejado sus países de origen o de residencia en búsqueda de mejores condiciones de vida a causa de la violencia causada por el crimen transnacional y organizado.

Es importante, dijo Herrera Cáceres, que no se criminalice el fenómeno social de la migración.

En el ámbito de sus respectivas competencias dedicadas a la protección, promoción y defensa de los derechos humanos, los Ombudsman de Iberoamérica están comprometidos a supervisar, apoyar y dar seguimiento al cumplimiento de las acciones asumidas por los Estados en la Agenda 2030 de las Naciones Unidas.

En la Agenda 2030, los Estados asumen el compromiso de facilitar la migración y la movilidad ordenas, seguras, regulares y responsables de las personas, incluso mediante la aplicación de políticas migratorias planificadas y bien gestionadas.
Para brindar protección y acompañamiento a las personas migrantes que se dirigen al norte de América: desde el 12 de octubre fecha en la cual inicio de la Caravana de migrantes hondureños, el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos activó el Protocolo de Actuación de la FIO para la protección de las personas migrantes, con el activo apoyo de los Ombudsman de Guatemala, México y El Salvador.

No hay comentarios

Dejar una respuesta