GANHRI apoya iniciativa de Instituciones de DDHH de Centroamérica y México para proteger a migrantes

La Alianza Global de Instituciones Nacionales de Derechos Humanos (GANHRI porsus siglas en inglés) expresó su apoyo a los esfuerzos de las Instituciones Nacionales de Derechos Humanos de Honduras, Guatemala, El Salvador y México,para proteger los derechos humanos de los centroamericanos que en caravana se dirigen por el norte de América, según un pronunciamiento divulgado por el estatal Comisionado Nacional de los Derechos Humanos de Honduras (CONADEH).

El Ombudsman hondureño, Roberto Herrera Cáceres, que se encuentra participando en Andorra, en la XXIII Asamblea de la Federación Iberoamericana del Ombudsman (FIO), declaró que el respaldo de GANHRI significa que la comunidad internacional esta alerta ante el llamado del ombudsman de Centroamérica y México.

La voz moral de la comunidad internacional se ha manifestado frente a actos que podrían alejarse del enfoque de derechos humanos en el tratamiento que debe darse la solución final de esta situación que enfrentan los migrantes, declaró.

La GANHRI, tiene su sede en Ginebra y es una asociación internacional de Instituciones Nacionales de Derechos Humanos que las impulsa y fortalece para que operen de conformidad con lo Principios de Paris y toma iniciativas en materia de promoción y protección de los derechos humanos.

PRONUNCIAMIENTO de GANHRI

Ginebra. La Alianza Global de Instituciones Nacionales de Derechos Humanos (GANHRI por su sigla en inglés) apoya los esfuerzos de las instituciones nacionales de derechos humanos de América Central y del Norte para proteger los derechos humanos de los y las Centroamericanos/as en movimiento.

Durante los últimos días, miles de hombres, mujeres y niños, incluidos menores no acompañados, se están desplazando hacia el norte a través de México hacia las fronteras con los Estados Unidos en búsqueda de oportunidades y seguridad.

En reacción a estos acontecimientos, las cuatro instituciones nacionales de derechos humanos (INDH) de la región: el Comisionado Nacional de Derechos Humanos (CONADEH) de Honduras, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) de México, el Procurador de los Derechos Humanos (PDH) de Guatemala y la Procuraduría de los Derechos Humanos de El Salvador (PDDH) – están coordinando sus acciones mientras trabajan para proteger los derechos humanos de las personas en movimiento, para brindar asistencia humanitaria y para evitar que la situación empeore más.

Las cuatro INDH también han coordinado la divulgación de comunicaciones tanto a la ONU como al sistema regional de derechos humanos. En una petición conjunta presentada a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) el 12 de noviembre de 2018, las cuatro INDH piden a la CIDH que apoye los esfuerzos de las INDH y garantice que se respeten los derechos humanos de las personas en movimiento, de conformidad con los tratados internacionales, los estándares universales y el sistema interamericano de protección de los derechos humanos.

“Es alentador y muy bienvenido que en una situación humanitaria y de derechos humanos tan preocupante y de carácter transnacional de este tipo, las cuatro INDH de la región estén demostrando el impacto que pueden tener al coordinar sus actividades de monitoreo y protección, tanto entre ellas como con la ONU, la CIDH y las organizaciones de la sociedad civil.

Llamo a la CIDH y a todos los demás actores involucrados para que apoyen a las INDH en su esfuerzo de proteger los derechos humanos de las personas que se desplazan ”, dijo la Presidenta de GANHRI, la Dra. Beata Rudolf.

En línea con las normas y estándares internacionales, las cuatro INDH solicitan el apoyo subsidiario o complementario de la CIDH, y a que las INDH llevan a cabo actividades destinadas a:

A) Respaldar las medidas cautelares emitidas por la Comisión Nacional de Derechos Humanos de México (CNDH) que reafirman la asistencia humanitaria, las cuestiones de supervisión y vigilancia, el acceso al traslado humanitario y la protección de los derechos humanos de los integrantes del fenómeno migratorio masivo, mixto y complejo llamado “Caravana de migrante”;

B) Velar escrupulosamente, por el cumplimiento de las medidas recomendadas por la propia CIDH, en el antes relacionado comunicado de 23 de octubre, en lo aplicable también a México y, en especial, a los Estados Unidos de América en la forma siguiente:

1.Garantizar el derecho a solicitar y recibir asilo de las personas que requieran protección internacional o satisfacer sus necesidades humanitarias urgentes, así como respetar y garantizar los principios de unidad familiar y del interés superior del niño;

2. Garantizar, a través de procedimientos justos y eficaces, el reconocimiento de la condición de refugiado a las personas que tengan un temor fundado de persecución en caso de retorno a su país de origen o que consideran que su vida, integridad o libertad personal estarían amenazadas debido a la situación de violencia,violaciones masivas de derechos humanos y perturbaciones graves del orden público, en los términos de la Declaración de Cartagena sobre Refugiados de 1984. En este sentido, los Estados concernidos deben fortalecer y movilizar rápidamente al personal y los recursos que sean necesarios para que los sistemas nacionales de asilo respondan de manera adecuada y eficaz a las solicitudes de asilo y protección complementaria que se presenten;

3. Respetar el principio y derecho a la no devolución (non-refoulement);

4. Respetar el principio de prohibición de rechazo en frontera y para tal efecto realizar un análisis de las condiciones particulares y las necesidades de protección internacional y de protección especial que tengan las personas que integran la caravana de migrantes a efectos de determinar si deben ser reconocidas como refugiadas o si requieren protección complementaria;

5. Respetar el derecho y principio de prohibición de expulsiones colectivas;

6. Implementar mecanismos que permitan identificar a personas que tengan necesidades específicas de protección, en particular mujeres, niños y niñas, personas mayores, personas con discapacidad y personas LGBTI;

7. Proteger y brindar asistencia humanitaria a las personas migrantes, solicitantes de asilo y refugiados que se encuentren en el ámbito de su jurisdicción, en coordinación con organismos internacionales como el ACNUR, así como las instituciones nacionales de derechos humanos y las organizaciones de la sociedad civil; y

8. Garantizar que los retornos que se lleven a cabo se realicen sobre la base de un verdadero consentimiento plenamente informado y válido de parte de las personas migrantes, de manera digna y segura, garantizando el respeto de los derechos humanos de las personas involucradas y la adopción de medidas adecuadas para la evaluación de sus necesidades y su reintegración en el país de origen.

GANHRI continuará monitoreando la situación y apoyará los esfuerzos de las cuatro INDH.

No hay comentarios

Dejar una respuesta