Recomiendan al Estado utilizar con eficacia los recursos y eliminar males que impiden vivir dignamente a hondureños

El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Roberto Herrera Cáceres, recomendó hoy al Estado hondureño a utilizar de manera eficaz, transparente y verificable los recursos económicos y capacidades previstos para el Plan de la Alianza para la Prosperidad de los Países del Triángulo Norte.

Además, los asignados para la implementación, en Honduras, de la Agenda 2030 de Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible, y los de eventuales programas trilaterales de cooperación para el desarrollo sostenible, entre Honduras, México y los Estados Unidos de América.

“He recomendado complementar esas medidas, solicitando formal y prioritariamente cooperación internacional al desarrollo sostenible de Honduras que complemente los recursos y capacidades nacionales que se necesitan para la ejecución eficaz, de manera transparente, verificable y con rendición de cuentas, de dicho Plan y estrategia nacionales” sostuvo.

Herrera Cáceres espera, del Estado de Honduras, una pronta respuesta de seguridad humana y desarrollo local sostenible, orientada a eliminar progresivamente las causas estructurales de la migración forzada y de otros males públicos que impiden condiciones básicas de vida digna a la mayoría de los habitantes.

“He llamado, al Estado, aorientar más los recursos del Presupuesto General de la República a la inversión social en todos los municipios de Honduras, en particular en salud, educación, vivienda, trabajo, y en todos aquellos sectores que contribuyan a mejorar la condición de vida de los habitantes, con atención especial a los grupos más necesitados, pobres o vulnerables de la población”, expresó.

Recordó que, en su informe preliminar, del pasado 7 de noviembre,sobre los flujos masivos de migrantes hondureños hacia el norte de América recomendó la urgente implementación transparente y verificablede un Plan Nacional de Apoyo Subsidiario a la Seguridad Humana y el Desarrollo Local Sostenible.

El propósito es complementar la efectividad y eficacia de los planes municipales de desarrollo, de cada uno de los municipios eincluya, en todos ellos, una estrategia de trabajo decente y productivo, capacitación laboral permanente e innovación empresarial responsable.

“El objetivo es tener prontamenteun plan y estrategia de acción que garanticen la eficacia del impacto social materializado en bienestar progresivo de las comunidades municipales y en la gobernabilidad democrática de los municipios”, declaró.

Agregó que, en su condición de Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, ha puesto a la disposición del Estado, espacios de entendimiento entre comunidades y autoridades municipales para apoyarse solidariamente en la construcción de seguridad humana para el desarrollo local sostenible, en seguimiento de la estrategia conocida con el nombre de Municipios de Bienestar Solidario (MBS).

Explicó, que es un modelo propio hondureño, en curso de ejecución, desde hace dos años, en treinta y seis municipios en los dieciocho departamentos de Honduras.

El titular del CONADEH también recomendó al Estado atender aquellos factores que agravan la situación precaria de vida de la mayoría de los hondureños.

Entre esas medidas que debe implementar el Estado hondureño está garantizar más efectiva e inmediatamente, la equidad y estabilidad de los precios de la canasta básica y la protección debida al consumidor o usuario, con atención especial a la satisfacción de las necesidades vitales de los más pobres o necesitados.

El Ombudsman hondureño abogó por el aseguramiento real de la calidad, accesibilidad, asequibilidad y mayor eficiencia y eficacia de los servicios públicos de salud, educación, agua, medio ambiente, alimentación y vivienda, como deberes y responsabilidades institucionales del Estado hacia su pueblo.

Teniendo presente que el fin supremo constitucional de la sociedad y el Estado que es la protección, promoción y respeto de la dignidad humana de los habitantes, el Defensor del Pueblo espera que se responda afirmativa y constructivamente al presente llamado de seguridad humana y desarrollo local sostenible, orientado a eliminar progresivamente las causas estructurales de la migración forzada y de otros males públicos que impiden condiciones básicas de vida digna a la mayoría de los habitantes.

No hay comentarios

Dejar una respuesta