El cultivo de frijol

El frijol es un cultivo tradicional que forma parte de la dieta básica del hondureño. En general es un cultivo manejado con baja tecnología, por lo que los rendimientos normalmente son bajos – entre 14 y 16 quintales por hectárea. En Honduras se manejan dos ciclos de siembra: “Primera”: que es cuando comienza el invierno en el mes de mayo, y  “Postrera”: en rotación del maíz que es cuando se cultiva la mayor parte del cultivo en los meses de octubre y noviembre dependiendo totalmente de las lluvias.  En general es un cultivo que se puede sembrar todo el año si se tiene riego, evitando la cosecha durante los meses más lluviosos. Con el uso de prácticas básicas de producción, se pueden elevar los rendimientos a niveles entre 57 a 75 quintales por hectárea, haciendo de éste un cultivo rentable y no de subsistencia, como normalmente se considera.

Este cultivo se adapta a una diversidad de suelos y climas, aunque prefiere suelos sueltos y climas moderadamente fríos con temperaturas entre 16o y 25°C. Su periodo vegetativo varía entre los 90 y 120 días.  La preparación del suelo debe hacerse a una profundidad mínima de 30 cm y preferiblemente de 40 cm. Primero, se debe arar y luego rastrear hasta dejar el suelo al mullido deseado, pero no hecho polvo porque se destruye la estructura del mismo. Si no se va a sembrar mecanizado, se aconseja levantar camas para realizar la siembra sobre estas con el beneficio de aireación, drenaje, facilidad de siembra, control de malezas, fumigación, cosecha, etc.

Variedades 

Las variedades utilizadas se siembran de acuerdo a la zona. Para saber cuál variedad es la que más conviene en su zona, puede preguntar a los técnicos de la zona o en el lugar donde compra la semilla, siempre tomando en consideración los requisitos del mercado. Lo importante de estos materiales es su tolerancia a enfermedades bacterianas y virus. La característica más importante del frijol a sembrar es el color, ya que el mercado Hondureño, por ejemplo, requiere de un frijol rojo y hay un diferencial de precio entre un frijol retinto como el Tío Canela o Dorado.

Distancia de siembra La distancia de siembra óptima para frijol es de 40 a 45 cm entre surcos. Sin embargo, esto se debe modificar para adaptarlo al sistema de riego por goteo o de goteo con camas. La población ideal del frijol es de 195,000 plantas/Ha a germinación y con el optimo a cosecha de 175,500 plantas/Ha. Se debe de notar que se usa la germinación del lote a sembrar y se debe modificar la cantidad de semilla a usar para cada siembra dependiendo del porcentaje de germinación. Posteriormente se debe manejar la mortalidad de plantas tomado en cuenta el daño causado por insectos y enfermedades, el cual es tolerable hasta un 10%.

Siembra manual

En distanciamiento de camas de 1.50 metros, se ponen dos líneas separadas de 20 a 30 cm entre hilera, con 15 a 16 semillas por metro lineal por hilera, con lo que se obtiene una distribución entre 200,000 a 213,333 semillas por hectárea. Con una germinación del 94% tendrá una población entre 188,000 y 200,534 plantas por hectárea. Con una mortalidad de plantas después de germinación del 10%, cosechará entre 169,200 a 180,480 plantas por hectárea.

Cuando se usa una sembradora se hacen 2 conteos de semilla de 10 metros en los 4 surcos y uno de fertilizante de 50 metros en los 4 surcos por cada lote. Esto es para verificar las calibraciones hechas y revisar el grado de patinaje de la sembradora del lote en caso de necesitar un ajuste para ese lote en particular. Con estos conteos se obtienen los datos de consumo de insumos por lote y se verifican los costos por lote. Diez días después de siembra se realiza un conteo de germinación por lote que consiste en 10 estaciones de 10 metros, contando 4 surcos para sacar el promedio de plantas por metro. Esto servirá para verificar si se justifica la eliminación y resiembra del lote. Con el porcentaje de germinación se verifica si se baja un poco en ciertos lotes y así conocer las causas y corregir los errores cometidos para las próximas siembras o si el lote tiene algún problema particular.

Plagas y enfermedades

El daño causado por las plagas es uno de los principales factores que afectan la producción del frijol, ya que atacan todos los órganos y etapas de crecimiento, producción y almacén. Las plagas causan daño directo o en asociación con agentes patógenos. Hay mucha investigación en frijol donde se encontraron diferencias significativas en los rendimientos cuando se realiza una aplicación de un piretroide y una estrobilurina al haber flores/vainas pequeñas (que el frijol este agujeando) sin haber presencia de insectos chupadores. Se ha concluido que esta aplicación preventiva de insecticida controla los insectos chupadores presentes en el momento de mayor estrés de la planta, permitiendo esto poder dirigir su máximo de energía a la producción envés de la defensa y recuperación de tejidos. Así que debe de aplicar un piretroide, más una estrobilurina, al momento que esta floreando el frijol o cuando tiene las primeras agujas.   Las principales plagas y enfermedades del frijol, son: Plagas: Plagas de suelo (gusano de suelo, gallina ciega, grillos, babosa y sinfilidos), Mosca blanca Lorito verde,  Lepidópteros Diabrotica Picudo de la vaina del frijol Enfermedades: Roya, Mustia hilachosa, Mancha angular, Mosaicos viral y enfermedades bacterianas

Control

El mejor control es hacer las prácticas básicas a tiempo, limpieza de los bordes de los lotes, colocar trampas amarillas para muestreo, el muestreo de las plantas y aplicar el agroquímico correcto para su control (Cuadro 4). Las aplicaciones se deben dirigir al envés de la hoja, donde ellos se alimentan y se debe hacer calibración con lámpara fluorescente para asegurar que el producto se está aplicando donde está la plaga. Al final del cultivo es imperativo eliminar totalmente los rastrojos y hacer rotación con cultivos como sorgo, maíz o cebolla.

Lepidópteros

Los gusanos no son una plaga limitante en este cultivo, pero sin un buen manejo y control pueden causar daño por defoliación o destrucción parcial de las vainas. Control  Muestreo dos veces por semana.  Preparación profunda y a tiempo del suelo. Rondas limpias. Mantener los cultivos libres de malezas. No realizar siembras escalonadas con mucho tiempo entre una y otra. Rotación de cultivos. Control químico.  No abuse y rote los insecticidas. Esta plaga tiene una gran habilidad de desarrollar resistencia contra los insecticidas. También, es importante calibrar el equipo, entrenar a los aplicadores con tinta fluorescente, tener una buena cobertura, y siempre aplicar en las horas frescas de la mañana, tarde o noche.

 Cosecha

La planta de frijol se debe cortar cuando las hojas tengan un color amarillo limón y las primeras vainas estén casi secas. Esta labor debe realizar por la mañana para evitar el desgrane de las vainas secas. Lo ideal es que se haga cuando la mayoría de vainas cambien a un color amarillo pálido y queden secas pero no quebradizas, se arrancan las plantas dejándolas secar hasta que las vainas se abran fácilmente al presionarlas.  El grano debe guardarse en un lugar limpio y seco para esperar el tiempo de comercialización. Este debe almacenarse con un contenido de humedad no mayor del 12% para disminuir la presencia de plagas de almacén como el gorgojo del frijol. El daño de esta plaga se puede evitar con aplicaciones de productos que se encuentran en el mercado. La cosecha de frijol requiere el siguiente personal: 25 personas/Ha arrancando 6 personas/Ha tirando a la combinada o desgranadora Nota – cuando se desgrana con combinada o desgranadora, las revoluciones del cilindro no deben ser mayores de 200 RPM; deben oscilar entre 100 y 200 RPM. Si el frijol sale divido en dos tapas (tapeado) se puede comercializar con los productores de frijoles refritos aunque a un menor precio.  Manual de producción de frijol. Usaid Acceso.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta