Beneficios de consumir ajo

Consumir ajo ayuda a hacer mejor la digestión y a absorber mejor los nutrientes de los alimentos. Además optimiza las funciones del páncreas y el hígado.

Antibiótico natural 

Fortalece el sistema inmunológico

Nos ayuda a curar infecciones leves

Favorece la cicatrización de las heridas

Es adecuado para gripes y resfriados

Es bueno para el hígado

El ajo es, ante todo, un bueno desintoxicante del organismo. Nos ayuda a depurar toxinas, a eliminar parásitos y a liberar del cuerpo esos metales pesados como el mercurio o restos de medicamentos que el hígado no puede procesar.

Mejora la circulación

El ajo es rico en vitamina B, un compuesto esencial que reduce los niveles de homocisteína. Esta sustancia es la responsable de endurecer los vasos sanguíneos y de traernos múltiples problemas:

 Reduce los niveles de colesterol

El ajo contiene alicina, una sustancia muy terapéutica, para cuidar de nuestro sistema cardiovascular. Tanto es así que consumir cada día un diente ajo natural puede reducir el colesterol malo en un 9%.

Cuida la piel

 Come cada día en ayunas un diente de ajo permite tener una piel bella, tersa y más joven. El ajo es rico en antioxidantes que nos permiten proteger y regenerar la piel. Estimula la renovación celular y combaten el acné.

Contras

A pesar de todo lo bueno que presenta no tiene buenas interacciones con algunos medicamentos anticoagulantes y/o para la hipertensión. Puede provocar molestias en el sistema gastrointestinal con sintomatología tales como dolor abdominal, pérdida de apetito y distensión abdominal. Su consumo excesivo puede traer efectos adversos en el hígado, o algún proceso alergénico. No se puede consumir mientras se encuentra en terapia insulínica.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta