Declaración jurada de bienes no tendrá prórroga asegura TSC

Este martes 30 de abril de 2019 vence el plazo para que funcionarios y empleados obligados presenten ante el Tribunal Superior de Cuentas (TSC), la actualización anual de la declaración jurada de bienes, no habrá prórroga.

Las oficinas del TSC laborarán en horario normal, a excepción de la Unidad de Recepción de Declaraciones que atenderá en horario extendido, de 08:30 de la mañana a 12:00 de la noche, en la sede central en Tegucigalpa y en las oficinas regionales de San Pedro Sula, La Ceiba y Santa Rosa de Copán, para atender en la recepción de las declaraciones juradas de bienes, indicaron en un comunicado.

“La Ley Orgánica del TSC establece que durante los meses de enero, febrero, marzo y abril los servidores públicos obligados deberán presentar, en la sede del Ente Contralor del Estado, la respectiva actualización anual de su declaración jurada de ingresos, activos o pasivos, hayan tenido o no modificación en sus puestos o salarios”.

La Ley dispone que están obligados a presentar la declaración jurada de bienes, todos los funcionarios que devenguen un salario igual o mayor a 30,000 lempiras o aquellos que aún sin devengar dicha cantidad manejen, custodien, administren o tengan a su cargo bienes o fondos del Estado.

Según el reporte estadístico de la Unidad de Declaraciones del TSC en lo que va del presente año se recibieron 49,057 declaraciones juradas de bienes de servidores públicos.

Por vez primera, el TSC desplazó personal a los poderes del Estado Legislativo y Judicial, a fin de recibir las declaraciones juradas y entregarles su respectiva certificación.

Sanciones

El TSC advierte que la omisión de cumplir con este deber legal dará lugar a la imposición de una multa equivalente a 5,000 lempiras.

Igual sanción se impondrá a aquellos obligados que no hayan cumplido con su deber de presentar la Declaración Jurada por ingreso o cesación en cargos, así como por no anualizar o modificar su respectiva Declaración Jurada de Ingresos Activos y Pasivos durante períodos anteriores.

Además, el Reglamento de la Ley Orgánica del TSC establece que quien omita este deber quedará en suspenso en el desempeño del cargo o empleo sin goce de sueldo, hasta que cumpla con la obligación, sin perjuicio de las responsabilidades administrativas o penales que fueren procedentes.

El TSC recuerda a los auditores internos de cada una de las instituciones públicas que deberán velar por el cumplimiento de este mandato legal.

No hay comentarios

Dejar una respuesta