FAO lanzó una nueva estrategia libre de pobreza y hambre

Existen lugares donde la pobreza y el hambre son ley. Se trata de territorios que concentran los núcleos más duros de miseria en la región, y que no logran prosperar a pesar del avance de los países.

Para apoyar a estos territorios que se han quedado atrás, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) lanzó hoy la estrategia 100 Territorios Libres de Pobreza y de Hambre.

100 Territorios trabajará con los gobiernos para identificar los lugares críticos que requieren las intervenciones más urgentes y crear soluciones a su medida.

En esa perspectiva, la FAO buscará avanzar de la mano con los gobiernos de Colombia, Guatemala, Honduras, Salvador y República Dominicana, que serían los cinco países prioritarios en una primera fase de la estrategia.

Con un horizonte de diez años, 100 Territorios trabajará con los Gobiernos para crear una coalición de actores provenientes de la sociedad civil, el mundo privado, la academia y la cooperación internacional para dar reconocimiento político real para estos lugares, desarrollando soluciones prácticas, innovadoras y apropiadas que amplíen las oportunidades económicas de los sujetos que habitan las zonas olvidadas.

La FAO trabajará con los gobiernos para fortalecer las sociedades territoriales y producir gobiernos locales más competentes y eficaces, creando puentes que conecten estos territorios a lo largo de nuestro continente, para que aprendan unos de los otros.

Migración, cambio climático y economías ilegales

La identificación de los territorios más vulnerables no sólo ha considerado la pobreza y el hambre sino también los fenómenos migratorios que están afectando a miles de familias que huyen de sus hogares y territorios, y el impacto del cambio climático y de las economías ilegales, que profundizan la pobreza, el hambre y la migración.

“Miles de campesinos han emigrado en las últimas décadas desde las montañas de Guerrero en México, pero ello no ha evitado que muchos miles sigan allí, cultivando la amapola con que se produce la heroína”, dijo Berdegué.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta