Las políticas de siembra y el cambio climático

    El cambio climático ha orillado al sector productivo a buscar alternativas para la siembra de los productos agrícolas en tiempo y fecha. Ya no basta con ver al cielo y predecir si va a llover o si habrá bien tiempo como lo hacían nuestros abuelos, ahora es necesario el pronóstico del tiempo a través de los entes estatales.

    La Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG) a través de la Dirección de Ciencia y Tecnología (DICTA) a dado a conocer recientemente un cuadro de fechas en donde el clima y el tiempo de lluvias está definido por la cantidad de agua que caerá en cierto sector del país, en el cual será propicio sembrar.

    Así mismo el calendario explica los tipos de productos que se deben sembrar, ya sea por el tipo de saturación de agua que recibirán los suelos o por la poca o abundante agua que recibirán, sea cual sea el caso, los sectores productivos deberán de estar preparados, para un mayor rendimiento de la siembra y así mayor provecho de la tierra y más cosecha.

    Antes era necesario conocer de la experiencia de las personas en cuanto a las lluvias, pero los pronósticos eran acertado o no y con ello las pérdidas de los cultivos, ahora la tecnología de la información elaborados por entes técnicos y especialistas climatológicos, nos dicen que los pronósticos son más acertados y se ajustan a la realidad.

    Con una buena semilla y lluvias en las fechas estipuladas por los monitoreos climatológicos, podremos lograr mayores resultados en los cultivos y sobre todo beneficios para todos los sectores.

    A los productores se les recomienda buscar la mayor información de las zonas y de los cultivos propicios para aprovechar las lluvias y las estaciones secas, eso ahorrará mayor tiempo y efectividad en cada una de las tareas que nos hayamos encomendado.

    Para ellos, es importante el apoyo tecnológico y económico que brindan las autoridades gubernamentales a través del bono tecnológico y de las plataformas cada vez más cerca de los sectores involucrados en los ciclos de producción que cada vez se ven más prometedores, siempre y cuando se respeten las reglas y las recomendaciones para un mejor aprovechamiento de la semilla y del clima.

    A los productores, nuestra recomendación es la información y sobre todo el acompañamiento de la tecnología que cada vez está más al alcance de todo, sobre todos la observancia de los fenómenos climatológicos.

    No hay comentarios

    Dejar una respuesta