Impulsan proyecto de adaptación de la agricultura familiar al Cambio Climático

  • El proyecto INNOVA-AF, beneficia a 2,500 familias campesinas en 8 países e indirectamente a 12,500, durante el periodo 2018 – 2021.

Con el fin de favorecer las capacidades de familias campesinas, integrantes de sistemas territoriales de agricultura familiar (STAF), con baja resiliencia actual ante los impactos del cambio climático, (CC) en territorios semi-áridos y sistemas de montaña para participar activamente en procesos de transformación rural, el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) y el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), ejecutan por 4 años (2018-2021), el proyecto INNOVA-AF.

El proyecto beneficiará a familias rurales en  Honduras.

INNOVA-AF, beneficia a 2,500 personas en 8 países e indirectamente a 12,500 personas, entre ellas familias campesinas integrando la participación de la mujer, jóvenes y pueblos originarios. El proyecto se implementará en 8 países en centro y sur América:   en México, Región Candelillera, Coahuila; Guatemala, la Mancomunidad Chortí; Honduras, Mancosol en Lempira y MAMCEPAZ, en la Paz; Bolivia, Valle de Los Cintis; Colombia, Ariari, Meta; Ecuador, Centro Sur de Loja; República Dominicana, Polo-Pedernales, Barahona; y en Brasil, Territorio de la Borborema, Parahíba.

El objetivo del proyecto es facilitar el acceso a las familias campesinas y sus organizaciones a saberes, innovaciones y buenas prácticas, apropiadas para las condiciones locales y con potencial para mejorar sus condiciones de vida, a través de intercambio de conocimientos y aprendizajes con grupos que han generado experiencias exitosas en otros países o territorios.

También establecer relaciones colaborativas con instituciones y organizaciones del nivel nacional e internacional que faciliten la gestión de conocimientos en beneficio de las familias rurales pobres que apoye el proyecto y que tengan baja resiliencia actual ante los impactos del cambio climático.

Además, se documentarán, sistematizarán y difundirán los resultados y aprendizajes económicos, sociales e institucionales derivados de los intercambios y aplicaciones de buenas prácticas de adaptación al Cambio Climático en fincas de productores de agricultura familiar.

Fondo Competitivo  

El proyecto incluye un fondo competitivo que provee a los productores los recursos financieros necesarios para el intercambio y aplicación de buenas prácticas y experiencias exitosas de adaptación al Cambio Climático. Las oficinas del IICA en los países facilitaran el establecimiento de alianzas y acuerdos colaborativos para facilitar el relacionamiento entre demandantes y oferentes de conocimiento pertinente. Con estas buenas prácticas identificadas el proyecto y sus aliados harán una promoción que permitirá el escalamiento o difusión masiva de estas experiencias exitosas de adaptación al CC en sistemas territoriales de la agricultura familiar. Mediante la Gestión de conocimientos estas buenas prácticas y experiencias exitosas de adaptación al CC en STAF se harán del conocimiento de toda la comunidad de la agricultura en el país.

En el marco del proyecto el escalamiento de las buenas prácticas es la expansión y adaptación de la experiencia y conocimientos en otros programas, de modo que permitan apalancar recursos y aliados para ampliar a un mayor número de beneficiarios de manera sostenible. También estos conocimientos deberán utilizarse para el diseño, implementación o fortalecimiento de políticas públicas que busquen la competitividad del sector.

Alianzas

En el contexto de las alianzas estas buenas prácticas se utilizarán para realizar intercambios de prácticas innovadoras exitosas entre los territorios que participan del proyecto y otros que se beneficien por las alianzas. Para estos intercambios se espera realizar la documentación de las prácticas innovadoras para la capitalización de la experiencia y el establecimiento de contactos para la Cooperación Sur-Sur y Triangulada.

Como resultado, se espera que habitantes de otros territorios rurales y técnicos de organizaciones públicas y privadas valoren la multiplicación y adaptación de las buenas prácticas innovadoras promovidas por el proyecto en sus territorios y países.

Con las convocatorias al Fondo Competitivo se espera motivar la participación de organizaciones de productores en los territorios seleccionados, donde deberán identificar los problemas y proponer soluciones innovadoras que luego el proyecto sistematizará los casos para divulgar las experiencias exitosas y lecciones aprendidas.

Todas las experiencias sistematizadas permitirán producir documentos sobre buenas prácticas de transformación rural, metodologías y bienes públicos internacionales de gestión del conocimiento sobre buenas prácticas para adaptación a los efectos del cambio climático. Las acciones que se desarrollan en el territorio, se estarán articulando con acciones a nivel país en el marco de las políticas de cambio climático. La participación de los gobiernos locales en el desarrollo de los proyectos que se ejecuten será crucial en la identificación de las principales necesidades de apoyo para el fortalecimiento de la resiliencia de los territorios.

En este mes de agosto de 2019 se espera lanzar la convocatoria del fondo competitivo para los territorios seleccionados en Honduras.

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta