Un país sumido en la pobreza no puede seguir creando discriminación social

El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Roberto Herrera Cáceres, señaló que un país sumido en la pobreza, no puede seguir creando discriminación social.

El Ombudsman hondureño reiteró su recomendación, al Estado hondureño, que lo fundamental en un acuerdo con Estados Unidos es el respeto a la dignidad de todos los migrantes sean estos hondureños o extranjeros.

Hemos dicho que lo fundamental, en esta relación con Estados Unidos, es tener como elemento central el respeto a la dignidad de todos los migrantes, nacionales o extranjeros, pero -en este caso- darles prioridad a los habitantes de Honduras y a los migrantes hondureños en tránsito hacia los Estados Unidos o que ya se encuentran en ese país, declaró.

Indicó que la posición del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, como órgano constitucional del Estado, es velar por la protección y el respeto de los derechos humanos y que haya las condiciones básicas de vida digna para todos los hondureños, incluyendo sus migrantes.

El Defensor del Pueblo es del criterio que el Gobierno está en la obligación de dar respuesta a temas centrales que tienen que ver con la forma de atender las necesidades de los migrantes hondureños, tanto de los que se encuentran en tránsito como de los residentes regulares o irregulares en los Estados Unidos de América.

Añadió que esa es la principal responsabilidad que debe tratar de explicar el Gobierno, qué soluciones se han encontrado para estas personas incluyendo el retorno digno de aquellos que tengan que reintegrarse nuevamente al país.

Además, ver cómo se van atender las causas estructurales de la migración y cómo se van a reincorporar a los hondureños que han vuelto al territorio después de haber migrado forzadamente.

Según Herrera Cáceres, ese tipo de acuerdos implican erogaciones para el Estado ya que se tiene que hacer una gran inversión en capital humano, en recursos logísticos y, sobre todo, tener la aprobación por parte del Congreso Nacional.

El Ombudsman fue enfático al señalar que no se puede seguir creando en el país discriminación social y que no se le puede dar un mejor estatus al extranjero partiendo que, en Honduras, ya el 66% de la población está sumida en la pobreza.

Dijo que el CONADEH siempre estará velando por las personas más pobres y que no va a aceptar que se siga creando discriminación y exclusión social.

“Es necesario abrir espacios para que todos entremos al desarrollo sostenible inclusivo de nuestro país”, finalizó.

El pasado 25 de septiembre, Estados Unidos y Honduras firmaron un acuerdo que, entre otros aspectos, busca limitar la migración irregular hacia el territorio estadounidense desde y a través de Centroamérica.

No hay comentarios

Dejar una respuesta