Fusariosis: Una seria amenaza fitosanitaria para el banano

La raza 4 tropical (R4T) es el nombre que recibe la cepa del hongo Fusarium oxysporum f. sp. cubense (Foc) causante del marchitamiento por Fusarium, también conocido como fusariosis de las musáceas y Fusarium de las musáceas. La ocurrencia de esta enfermedad desencadena procesos infecciosos que pueden causar la muerte de plantas del género Musa spp (banano, plátano, etc.). Por los considerables daños económicos, sociales y ambientales que ocasiona, se considera como la plaga más destructiva para las musáceas a nivel mundial. Su ocurrencia en los países donde se ha declarado como endémica o naturalizada ha ocasionado el cierre de mercados de importación y la imposición de medidas fitosanitarias más restrictivas a las exportaciones. En los ámbitos nacionales, la escasez y encarecimiento de la fruta para consumo humano y para la industria, así como el incremento en el uso de agroquímicos y la pérdida de puestos de trabajo.

Origen

La enfermedad es originaria del este de Asia, en donde hasta el momento no existen medidas de control fitosanitario que hayan resultado efectivas para la contención o manejo de la enfermedad. El hongo fue inicialmente caracterizado en Taiwán, desde donde se ha dispersado a través de diferentes vías (comercio de mercancías, incluidos materiales vegetales para la siembra, además de diversos artículos contaminados con esporas; tales como artesanías, y hasta en la ropa de los viajeros). Los turistas que han visitado lugares en donde la enfermedad se encuentra presenta representan un riesgo de enorme importancia. Actualmente se encuentra presente en Malasia, Indonesia, Filipinas, China, Papúa Nueva Guinea, Omán, Jordania, Mozambique, Pakistán, Líbano, norte de Australia, Laos, Vietnam, y recientemente se ha confirmado en Myanmar, Israel e India (2018), y Colombia (2019).

La plaga, actualmente, no se encuentra presente en los países de la región del Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (OIRSA), constituida por México, Belice, Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica, Panamá y República Dominicana. La eventual entrada de este patógeno en territorios donde la plaga está ausente, generaría consecuencias devastadoras en términos de seguridad alimentaria, estabilidad económica y social, así como incertidumbre en las exportaciones. En términos ambientales las repercusiones podrían resultar incuantificables.

En atención a que algunos países son autosuficientes en la producción de  plátano y banano para consumo nacional, y generan importantes excedentes para exportación a mercados como Estados Unidos, Canadá, Unión Europea, Japón y China, por mencionar algunos, y ante la seria amenaza que representa esta grave enfermedad, la Comisión Técnica del OIRSA en su LVI reunión ordinaria (2016), decidió llevar a cabo un Análisis de Riesgo de Plagas (ARP) para dimensionar el nivel de riesgo/peligro al que se enfrentan los países de la región.

Banano y plátano   

En Honduras la agroindustria del banano y Plátano continúa siendo un factor determinante en la economía nacional, por ser un importante generador de divisas y generador de empleo, especialmente para los departamentos de Cortés, Atlántida, Yoro y Colon. Honduras cuenta con un área sembrada de 13,000 hectáreas de banano y de plátano, con una producción de   286,109 toneladas métricas de banano y 99,000 toneladas métricas de plátano, lo cual representa un valor estimado de casi $500 millones de dólares anuales en exportaciones. A esto hay que sumarle una importante cantidad de fruta que circula localmente. El impacto social se puede apreciar si consideramos que existen diecinueve mil productores entre pequeños y medianos, así como muchas personas involucrados en el comercio, transporte y procesamiento de la fruta.

Acciones conjuntas 

El Servicio Nacional de Sanidad e Inocuidad Agroalimentaria (SENASA), el OIRSA y el Servicio de Protección Agropecuaria (SEPA), han coordinado la aplicación de medidas fitosanitarias para impedir, o retrasar, el ingreso de la plaga a través de los 15 puntos de ingreso al país, por mar, aire y tierra al territorio nacional. Las medidas incluyen lo siguiente: 1. Inspección no intrusiva a través de los equipos de rayos “X”.

  1. Establecer procedimientos de inspección de paquetería y correos, tratando en la medida posible la inspección del 100% de los paquetes procedentes de países donde se encuentre la enfermedad.
  2. Establecer perfiles de riesgo para la inspección selectiva de pasajeros internacionales procedente de países donde esté presente la enfermedad.
  3. Implementar unidades caninas adiestradas para la inspección no intrusiva
  4. Implementar de inmediato, en puertos y fronteras terrestres, tratamientos de aspersión a medios de transporte.
  5. Implementar, en aeropuertos internacionales, tapetes sanitarios en cada una de las puertas de salida de pasajeros de las aeronaves hacia las instalaciones aeroportuarias.

Los tapetes deben estar impregnados con solución desinfectante, y colocar, inmediatamente después del tapete sanitario, un tapete seco donde los pasajeros puedan secarse la parte inferior del calzado y de esta forma evitar accidentes. Los pasajeros ni siquiera notan la implementación de esta medida.

  1. Establecer de inmediato un programa de comunicación en puertos, aeropuertos y fronteras terrestres, invitando al viajero y transportistas a no ingresar productos y subproductos de musáceas al país.
  2. Garantizar el correcto manejo de basuras internacionales en puertos y aeropuertos, ya sea con equipos de incineración o esterilización y establecer un protocolo que garantice el correcto procesamiento de estas basuras. No permitir que basuras internacionales salgan de los recintos portuarios o aeroportuarias sin ser tratados correctamente

Sin duda una actividad importante es el Desarrollo de Simulacros donde se   evalúa la capacidad de respuesta de   Vigilancia ,Diagnostico y Cuarentena de un país ,  ante la posible detección de un brote del patógeno , evento que  se realizó en Honduras bajo la coordinación de  la Sub-Dirección General de Sanidad Vegetal del SENASA  en Coordinación con OIRSA ,FHIA ,industria y productores

Medidas para evitar la introducción de este patógeno

Desinfección de herramientas, uso de pediluvios, rodoluvios, arcos de aspersión programas de sanitización en empacadoras y medios de transporte. Usar material sano proveniente de empresas certificadas por el SENASA. Prevenir la entrada de plagas a la finca: asegurarse de que los trabajadores y equipos que entran a la finca se descontaminan antes de entrar y salir de la finca bajo el concepto “entre limpio sale limpio”.

También monitorear el cultivo frecuentemente para detectar plagas, ayudará a identificar tempranamente algo extraño o inusual. Estar informado sobre las regulaciones oficiales existentes para proteger la producción platanera o bananera de las amenazas existentes.

Además capacitar a los trabajadores en síntomas de la enfermedad y los protocolos a seguir.

 

 

No hay comentarios

Dejar una respuesta