Productor de café le apuesta a la innovación y diversificación

  • La unión familiar dice, ha sido el principal sustento de sus emprendimientos en el rubro.

Cuando Yolibeth Pineda visitó por primera vez la finca cafetalera que su esposo quería comprar en el municipio de Marcala, departamento de la Paz.,  se llevó una mala impresión. “Me puse a llorar” –confiesa-, “estaba llena de maleza, no sabía cómo íbamos a empezar”.

Iván Vázquez, un experimentado catador de café, estaba ilusionado de que podría recuperar la finca arruinada por la plaga de la roya, producida por un hongo cuyas frecuentes mutaciones son una amenaza perenne para los caficultores.

El matrimonio tenía una tienda de abarrotes y Vázquez ya había desarrollado su propia mezcla cafetera para vender, pero comprar y levantar la finca parecía una tarea mucho más complicada.

“Siempre nos hemos caracterizado por estar unidos ante un proyecto, los hemos hecho en familia. La experiencia que él tiene con el café me dio seguridad”, comentó Pineda, de 43 años.

Inicialmente Vázquez se dedicó a la recuperación del cultivo -limpiar los terrenos y sembrar el café- mientras que Pineda diseñó los senderos y desarrolló el cultivo de hierbas aromáticas.

Cuatro años después, Los Catadores, a 1.675 metros sobre el nivel del mar, se ha convertido en un referente de éxito en Centroamérica. Se trata de una finca agroturística, con su tienda de venta de café y otras bebidas, que organiza recorridos educativos y turísticos y colabora con escuelas de estudios superiores de agronomía y turismo.

Es una empresa familiar con seis empleados que actualmente produce unos 100 kilogramos por manzana (0,7 hectáreas) y vende cerca de 226,8 kg mensuales en exportaciones de microlotes a Estados Unidos, Europa, Japón y Taiwán. Además, el matrimonio tiene su propia marca de café, Exótico, que vende en la finca en grano e infusiones.

Para reacondicionar Los Catadores recibieron ayuda del Programa Centroamericano de Gestión Integral del Manejo de la Roya del Café (PROCAGICA), financiado por la Unión Europea y ejecutado por el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA).

No hay comentarios

Dejar una respuesta